Derecho a viajar en las mismas condiciones que otros ciudadanos si tiene una discapacidad o movilidad reducida

Según la legislación de la UE, cualquier persona discapacitada o con movilidad reducida está protegida contra la discriminación tanto durante la reserva como en el momento del embarque. Una aerolínea solo puede negarse a admitir a una persona en el caso de que resulte imposible debido al tamaño del avión o de sus puertas, o si supone incumplir los requisitos de seguridad.

En el caso de que se le deniegue el embarque, este pasajero tendría derecho a un reembolso o a que se le faciliten un transporte alternativo.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!