Según la ley EC261, los pasajeros tienen derecho a una compensación de entre 250 hasta 600 euros por persona, según la distancia de su vuelo y el retraso en la llegada a su destino. Este derecho se aplica a todos los vuelos que salen de un aeropuerto europeo, así como a todos los vuelos que aterrizan en la UE cuando son operados por una compañía aérea con sede en la UE.

Si el vuelo ha sido cancelado o retrasado más de 3 horas, el pasajero puede reclamar su compensación hasta 3 años después de la fecha de su vuelo.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!